Bariloche adhirió al programa nacional Ciudades Resilientes

Es una iniciativa de la Secretaría Nacional de Protección Civil, que profundizará el trabajo que ya se viene realizando en la ciudad en materia de preparación y reducción de riesgos de desastres.

Este jueves, el intendente Gustavo Gennuso firmó el acta adhesión al programa Ciudades Resilientes, junto a Marcelo Rozas Garay, subsecretario de Reducción de Riesgos de Desastres de la Nación. El objetivo es que Bariloche —que ya viene desarrollando acciones en este sentido— pueda fortalecer sus capacidades de gestión integral del riesgo.

Durante la firma y posterior reunión estuvieron presentes también la subsecretaria de Protección Civil municipal Patricia Díaz, la directora nacional de Mitigación y Recuperación Agustina Rovasio, y Martín Gómez Lissarrague, referente en Bariloche de la Secretaría Nacional de Protección Civil y Punto Focal Operativo INSARAG.

El programa Ciudades Resilientes es impulsado por la Secretaría de Protección Civil en el marco del Sistema Nacional para la Gestión Integral del Riesgo y la Protección Civil (SINAGIR), del cual Bariloche es sede en la región Patagonia.

La Subsecretaría de Protección Civil municipal ya ha dado por iniciativa propia muchos de los pasos contemplados en este programa, como la capacitación y articulación entre instituciones vinculadas a la gestión de riesgos ante emergencias y desastres, la elaboración de mapas de riesgo georreferenciados, y la elaboración de planes de contingencia.

En ese sentido, Agustina Rovasio explicó que “sabemos que en Bariloche ya están muy avanzados y tienen muy trabajados estos temas” y que la adhesión de la ciudad a este programa viene a dar un ordenamiento y mayor accesibilidad a herramientas de diagnóstico y de capacitación generadas por la Secretaría Nacional de Protección Civil, y específicamente por la Dirección de Mitigación y Recuperación.

“Este es un programa que está inspirado en la campaña de Naciones Unidas sobre Ciudades Resilientes, y que tiene etapas —indicó la especialista—, el objetivo es que cada municipio que es parte las vaya cumplimentando”. El plan incluye cuestionarios diagnósticos, trabajos de capacitación, elaboración de mapas de riesgo y diseño de planes de contingencia. En esos pasos es que Bariloche ya se encuentra muy avanzado, lo cual permite al Municipio profundizar el asesoramiento en los pasos que quedan por delante.

Rovasio detalló que “el objetivo final del programa es terminar con un Plan de Reducción de Riesgos a nivel local, una herramienta que sea a espejo del Plan Nacional de Reducción de Riesgos, que tenemos desde 2018 y tiene un período de 5 años, y para eso brindaremos ayuda metodológica, queremos apoyar a los municipios para que puedan tener su herramienta de planificación y que sea interinstitucional, para reducir los riesgos de desastre y trabajar en resiliencia”.