Municipio articula acciones garantizando derechos a los ciudadanos

Ante la emergencia del Covid-19, desde la Secretaría de Desarrollo Humano Integral del Municipio una de las tareas esenciales asumidas es la de garantizar el derecho a la alimentación.

Para ello es necesario realizar un abordaje integral de la tarea teniendo en cuenta todas las dimensiones de análisis: el perfil y universo de personas que necesitan asistencia alimentaria, contar una base de datos donde cargar las entregas con el fin de no duplicar la asistencia, tener la capacidad de garantizar el abastecimiento (compra), distribución y la entrega de los insumos en forma ordenada y organizada de acuerdo a los estándares y protocolos de seguridad que la emergencia sanitaria marca.

En este sentido, para afrontar la emergencia, es sumamente importante contar con un análisis minucioso de los recursos tanto materiales como humanos con los que se cuenta y los que se prevé se van a necesitar, incluyendo en ese análisis las articulaciones con todos los sectores de la sociedad, tanto para incorporar los aportes de otros estamentos públicos, las donaciones y diversificación de tareas, de manera de incluir colectivos y situaciones que escapan a las usuales.

Es importante destacar también la articulación interinstitucional que se realiza para dar respuesta a las necesidades extraordinarias que las medidas de aislamiento generan, tales como la imposibilidad de las personas de retornar a sus lugares de origen y situaciones de migración laboral en cuarentena.

Por otro lado, la Secretaría de Desarrollo Humano Integral tiene como misión garantizar el acceso a los derechos humamos inherentes a las personas mayores en situación de vulnerabilidad social, a los niños y adolescentes, mujeres en situación de violencia y personas en situación de calle. Los dispositivos orientados a tal fin continúan el desarrollo de sus actividades, las que se vieron en algún caso adecuadas a las regulaciones sanitarias que rigen a partir de la implementación de la emergencia. Es de destacar que Emaús continúa realizando sus actividades con “los muchachos”, y se sumó una casa en la cual se alojan personas que tienen más de 60 años, o condiciones de salud que ameritan el resguardo de esa persona. Allí se realizan gran cantidad de actividades.

El dispositivo Viviendas Tuteladas y Cuidados Domiciliarios para personas mayores en situación de vulnerabilidad social sigue activo brindando los cuidados necesarios, como así también las consultas médicas y la asistencia social que cada situación merece. Además de sus tareas vinculadas a la salud, las cuidadoras domiciliarias realiza tareas de acompañamiento afectivo a las personas que muchas veces no tienen vínculos cercanos.

Si bien el Club de Día debió cerrar sus actividades presenciales, el equipo técnico mantiene contacto periódico con las personas mayores. El equipo de violencia de Género y Diversidad Sexual trabaja de manera presencial en el dispositivo de Casa Refugio Amulén, acompañando a las mujeres en situación de violencia de género. Además se mantienen las guardias de primeras horas en articulación con SAT y Comisaría de la Familia; se mantienen y dan de alta nuevos subsidios económicos y se realiza un acompañamiento telefónico periódico a todas las situaciones que están bajo la órbita de esta área.

Desde la gestión de gobierno se considera sumamente importante difundir información necesaria para realizar las denuncias correspondientes a las situaciones de violencia, las opciones de acompañamiento a las personas y colectivos de diversidad sexual. Asimismo es de remarcar que los funcionarios de las Subsecretarías participan de manera virtual de los encuentros pactados con los integrantes de las organizaciones sociales e instituciones en los consejos temáticos, con el fin de canalizar las propuestas y demandas que surgen de estos espacios.