Violencia de Género: Bariloche avanza en las capacitaciones por la Ley Micaela

El Municipio fue uno de los primeros del país en empezar a trabajar en la capacitación y sensibilización de su personal, aún antes de la adhesión de la provincia de Río Negro. Ya se capacitó a casi 500 trabajadores de distintas áreas.

Bariloche comenzó a capacitar a su personal en temáticas de género y diversidad ya en 2018, pero con la sanción de la Ley Micaela consolidó una política de Estado para sensibilizar y concientizar a quienes ocupan lugares de decisión.

En consonancia con el movimiento nacional y mundial para erradicar la violencia contra las mujeres y a quienes se autoperciben como tales, la Municipalidad —a través de su Área de Género y Diversidad Sexual—, es punta de lanza en cuanto al trabajo realizado hacia adentro de la institución. El objetivo es llegar a todas las personas que desempeñan funciones en el Municipio, para re-pensar y deconstruir roles, estereotipos y prejuicios.

El área considera fundamental visibilizar y desnaturalizar las desigualdades e inequidades entre los géneros, y de hecho entre agosto y octubre de 2018 se realizaron las primeras capacitaciones orientadas a brindar trabajar en Enfoque de Género, Violencia de Género y Promoción de Derechos y Diversidad Sexual. La intención desde el comienzo fue plantear cambios en las prácticas cotidianas, como así también en lo estructural, revisando e interrogando formas de organización de la administración pública que mantengan las desigualdades sociales de género, propiciando un enfoque de género en las políticas públicas y la planificación estratégica.

Desde el principio, el Municipio siguió los lineamientos del Instituto Nacional de las Mujeres (INAM) respecto a promover la transformación de valores culturales que naturalizan las desigualdades entre los géneros, y la promoción de los espacios de intercambios y construcción de sujetos sociales, de ciudadanos/as comprometidos/as en la transformación de la realidad, en la producción de procesos de inclusión y cohesión social con igualdad de oportunidades y libres de violencia.

Cabe mencionar que el Área de Género y Diversidad Sexual del Municipio trabaja en constante articulación con el INAM y con el Consejo Provincial de la Mujer, teniendo en consideración lo estipulado por la Ley Nacional Nº 26.485 —“Ley de protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en los ámbitos en que desarrollen sus relaciones interpersonales”— y la Ley Provincial Nº 3.040, pionera en violencia intrafamiliar, tipos y modalidades de violencia, la cual fue ampliada por la ley Nº 4.241.

Bariloche adhiere a la Ley Micaela

A partir de la sanción de la llamada Ley Micaela —Ley Nacional Nº 27.499— en diciembre de 2018, que es de aplicación en todo el territorio de la Nación, el Área de Género y Diversidad Sexual municipal impulsó el trabajo local desde abril de 2019, aún antes de la adhesión provincial y municipal, participando de hecho en carácter consultivo de la redacción del proyecto de ordenanza municipal de adhesión.

Ya desde ese momento, el equipo —liderado por la titular del área, la abogada Fernanda Ganuza— comenzó a diagramar junto a la Dirección de Instituciones y el Departamento de Recursos Humanos los encuentros de capacitación, en virtud de los lineamientos previamente solicitados al INAM. Además, a partir de la ordenanza de adhesión en Bariloche, el Municipio incorporó también el aporte del Consejo de la Mujer local para el armado de los contenidos de formación. Así, las capacitaciones previstas en la ley comenzaron a implementarse en Bariloche en julio de 2019.

Hasta octubre de este año, ya han sido capacitados y sensibilizados más de 450 agentes municipales, entre trabajadores de la Dirección de Instituciones y agentes de diversas áreas del Municipio.

Los contenidos brindados en las charlas y capacitaciones anteriores y posteriores a la sanción de la Ley Micaela han sido solicitados formalmente al Instituto Nacional de las Mujeres, así como también la bibliografía correspondiente. También se tomó como referencia la Ley Nacional Nº 26.743, la Ley de Identidad de Género y la encuesta local a la población trans en San Carlos de Bariloche. De la misma manera, se siguieron los lineamientos de la ONU Mujeres (la organización de las Naciones Unidas dedicada a promover la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres) para diseñar los módulos.

Teniendo eso en cuenta, en el interior de la Municipalidad de Bariloche se contempló la heterogeneidad de personas que integran el ámbito municipal, y se planteó una modalidad teórico- práctica de dos encuentros consecutivos de 3 horas cada uno.

En el primer encuentro se abordan conceptos generales respecto de género, diversidad sexual, encuesta local de población trans, roles y estereotipos de género. El equipo encargado de llevar adelante las actividades está conformado por la abogada y titular del área María Fernanda Ganuza, la trabajadora social Sol Sánchez Tamer, y los integrantes del Equipo de Diversidad, conformado por Alex Anfuso, Victoria Rosa y Federico Gallardo.

El segundo encuentro retoma lo trabajado respecto de roles y estereotipos, la importancia de la perspectiva de género, concepto de violencia, diferencia entre violencia de género y violencia intrafamiliar, tipos y modalidades de violencia, patriarcado y machismo, análisis de situaciones para identificar roles y estereotipos de género, identificación de tipos de violencia y cómo orientar según los datos del recursero local. Quienes coordinan dicho encuentro son la Dra. Ganuza, la psicóloga Cynthia Vivanco y la psicóloga y coordinadora de la Casa Refugio Amulén María Victoria Sánchez.

Este tipo de capacitaciones introducen a quienes participan en cuestiones clave como la discriminación en razón de género y su impacto en la vida de quienes la padecen, así como también cuestionar e interrogarse sobre roles y estereotipos de género que sustentan las desigualdades entre hombres y mujeres.

También se busca distinguir la violencia de género de otros tipos de violencia, reconocer la violencia en sus diversas manifestaciones (física, psicológica, sexual, económica y simbólica), y conocer los recursos locales respecto a instituciones y organismos que abordan las situaciones de violencia de género y violencia familiar; ya que mucha de la información presentada en el recursero es producto de la articulación interinstitucional y del funcionamiento del protocolo de Guardia Primeras Horas entre la Municipalidad (a través del Área de Género), la Comisaría de la Familia y el Sistema de Abordaje Territorial (SAT) del Consejo Provincial de la Mujer.

Hay que tener en cuenta además que, en complemento con estas capacitaciones internas contempladas en la Ley Micaela, el Área de Género y Diversidad Sexual municipal desarrolla una amplia tarea de formación hacia la comunidad, realizando capacitaciones y encuentros junto a jardines de infantes, escuelas primarias y secundarias, UNRN, CRUB del Comahue, Hospital Zonal “Ramón Carrillo”, DAPA y centros de salud.